top of page

PAUTE EN ESTE ESPACIO

Pensilvania, plaza - IMG-20210417-WA0013.jpg

PERSONAJE DE LA SEMANA

!Pensilvania! tierra de promisión (Tercera parte)

Mario Arias Gómez

El Pensilvense No. 15 - abril 26 de 2022

Primorosa patria chica que se viste de gala para acoger a hijos, invitados, visitantes; exuberante, esplendorosa, inspiradora, fresca acuarela paisajística, fábrica de  amaneceres, atardeceres -únicos- multicolores, que nacen en el cerro tutelar, Piamonte y se extinguen en Morrón, altozano emblemático, que enmarcan el cuadro de quietud y sosiego buscado, que empieza a avizorarse desde el instante del emprendimiento del viaje, del que anhelo -esperanzado- no tenga boleto de regreso, máxime ahora que embebido en el plácido veneno del ocio, la paso más mirándome en el espejo del pasado que del presente, desentrañando nostálgicas circunstancias, invocaciones, olvidos, tribulaciones, demoledores imponderables.

Entre ellos la incertidumbre del reencuentro con ´parceros’ de infancia, que la vida llevó por caminos diferentes. Fresco, majestuoso, maravilloso, inenarrable hontanar, convertido en abundante venero personal -por no decir íntimo-, donde calmamos la sed, que testimonia gestas, heroicidades coexistentes con las románticas breñas, constancia -como diría Neruda- ‘de haber vivido’, advertencia de la proximidad del llamado ineluctable a chupar gladiolo, enterrar abatimientos, agonías, ahogos, amarguras, angustias, ansiedades, añoranzas, congojas, cuitas, desconsuelos, desolaciones, desventuras, disgustos, espinas, flagelos, lutos, melancolías, morriñas, persecuciones, quebrantos, sinsabores, sufrimientos, que inesperadamente nos emboscaron, demudaron, y que comparto hoy, sin enconadas heridas, cual vela encendida en la oscuridad de la noche, en que me paso, últimamente, dándole el último adiós a entrañables amigos que se nos adelantaron en la postrer partida, caso del fantástico gentleman, SILVIO ZULUAGA, a quien dedico estas deshilvanadas, devotas, mimosas reminiscencias, antes que las cubra el polvo del olvido.

Invadido por la pesadumbre, con la respiración contenida, vuelvo al pueblo de ensueño que bordó mis primeros años, donde voló la imaginación; las campanillas de la alegría tocaron a somatén contra la tristeza; sobrevinieron los coquetos amores de adolescencia, con arrobadoras ‘garotas’ de fantasía, piel canela, ojos de miel, castaño pelo, brutalmente bellas, talentosas, de las que inconsolable me alejé, con el provincianismo a cuestas, a explorar, descubrir, enfrentar el mundo en busca de apropiárnoslo, devorarlo.

Inenarrables tiempos de felicidad irrepetible: El abrazo de la abuela; la natilla, los buñuelos; el jarabe; los exquisitos manjares de breva, papayuela, amorosamente preparados por mamá Eva; el destape de los regalos de navidad, cuando no sabía que papá Julio fungía de Niño Dios; el rezo del rosario al borde de la cama paternal antes de la merienda; el sonido de las campanas invitando a misa de cinco; las alboradas, preludio de las fiestas patronales. Vivencias que llevo tatuadas aún en el alma, como la alegría del primer día de escuela donde aprendimos las primeras letras.

Los emocionantes piques con los ‘tapunchos’ -Berto, Emilio, Gustavo, Benjamín-, en carros de madera; las incansables vueltas a la manzana echando a rodar con un palo un aro de caucho; las cabalgatas en ‘finos y briosos’ palos de escoba; los partidos con pelota de plástico; carreras de zancos, de encostalados, la quemazón con la vaca-loca en la semana lasallista. Retozos y experiencias presentes en la retina, que moldearon nuestro carácter, arraigaron creencias, inculcaron principios.

Invadidos por la nostalgia de tiempos idos, de regreso -calvo y panzón, con más pasado que futuro- a la legendaria arcadia; me asalta la duda de encontrar a los camaradas de infancia; la lejana novia a la que le robé el primer beso, quedándome el consuelo de revivir imaginariamente -como complacientes saudades- el árbol donde en soleadas tardes me trepaba para ‘robar’ mandarinas, chirimoyas, mísperos, naranjas, guayabas.

Epicteto, hace veinte siglos instruyó que, para alcanzar cierta tranquilidad personal, debemos discriminar entre problemas a nuestro alcance, con posibilidades de ser resueltos, y otros que no lo están, y menos nos compete su solución. Dado que ya fui lo que flui, que estoy por encima del bien y del mal, sin tener que rendirle cuentas a nadie; libre de ataduras, prejuicios, timideces, confieso que no le temo a nada, ni a nadie, ni a la muerte misma.

Mi única preocupación hoy, para rematar, es cumplir el sagrado mandamiento de amarme a Mi mismo; poner la otoñal imaginación a volar, a efecto de resucitar, selectivamente, felices momentos pasados, a costa del fatigado corazón, al que tal empeño agita, desordenada, peligrosamente, debiendo hacer breve pausa para poder proclamar, emocionado, luego de los muy bien vividos largos años, “c’est fini”, adicionado de la célebre frase que presto de Amado Nervo:

¡Vida nada me debes! ¡Vida estamos en paz!

Bogotá, D. C. diciembre 20 de 2019


Fuente: LA OTRA CARA

MARIO-ARIAS-GÓMEZ.jpg

PERSONAJE DE LA SEMANA

!Pensilvania! tierra de promisión (Segunda parte)

Mario Arias Gómez

El Pensilvense No. 14 - abril 19 de 2022

En lo educativo, nombro -en representación de todas las hornadas de bachilleres- la encumbrada primera ‘Promoción de oro’, capitaneada por el destacado neurólogo, Gerardo Aristizábal -‘Premio nacional de Ciencia (1972), ‘Alejandro Ángel Escobar’, uno de los galardones científicos más honoríficos, no sólo por la excelencia de quienes lo han recibido, sino por el rigor de los jurados encargados de adjudicarlo; Ubaldo Franco+, el único General (E) que ha tenido Pensilvania; Alfonso Salazar+, Jaime Zuluaga+, Hernán Ramírez+ ‘Pezuñita’, Guillermo Hincapié; Duván  Murillo; Hernando Jiménez, Carlos Navarro.

En lo social, configura la galería de honor, una pléyade de prohombres, paradigmas de civismo, de valores morales de amor y servicio a la causa del paisanaje (no sin pedir rendidas excusas a quienes -por olvido involuntario- no relaciono): Milcíades Cortés; los Hermanos lasallistas: Gonzalo Carlos; Estanislado Ruíz (Lumaro Franco, poeta), rector del Colegio (1955); párroco, Felipe Gutiérrez;  Juan B. Escobar, hijos (Alberto, Ramiro; Mario, Alonso), nieto Oscar Iván Zuluaga; Tulio, Rufino y Olegario Ramírez; Rodrigo Ramírez (Gaspar); Roberto Estrada (médico), Carlos Ramírez, Pedro Ruiz, Bernardo Herrera, Urbano Ruiz, Félix Arias, José Alarcón  (educadores); Marita, Germán Gallo; Moncho Franco; Rómulo Jaramillo-esposa Rosario; Abraham, José Salazar; Pablo Emilio Duque; Pompilio Gutiérrez; Roberto Cardona (‘Buñuelo’); Alpidio Ramírez; Leónidas Estrada; Aurelio Hoyos; Tiberio Aristizábal; Luis (‘chato’) Aristizábal, Samuel, Jorge Salazar (chamique); Manuel López (ñero) esposa Isabelita Escobar.

Luis Carlos Hoyos y esposa Candelaria Escobar; Antonio, Obed Ramírez; Tito Ospina, ‘Toño’ Gómez; Vicente Hincapié; Pacho Hoyos; Eduardo ´picarito’, Ramiro Aristizábal;  Lalo Gallo; Darío Maya; Cándido y Mauro Mejía; Abel y Miguel Ángel Vélez; Alfonso Hoyos (senior y junior); Samuel Alzate; Eloy Duque; Eliodoro Vargas; Fortunato, Arturo y Gonzalo Zuluaga; Eugenio Henao; Antonio; Otto, Hugo, Guillermo Aristizábal  (Mi Ranchito), Carlos Hoyos (Bar Italia); Millo Franco; Toto Vásquez; Benjamín Franco; Ramón E. Valencia; Eduardo Ocampo; Arnoldo Salazar; Lix Mario Zuluaga; Baldomero Zuluaga; Dominguito García; Aristides Betancourt; Luis Botero; Alfonso Henao; Marita Urrea ‘pureza’; Félix Hoyos, Libardo, Fabio; Lázaro Betancur; Ananías Cardona; el Mono Vázquez; Chucho Idárraga, Natalio Betancur; Víctor Arias.

Ismael ‘Maelo’ Ramírez; Berardo Quintero; Francisco ‘Pacho’ Ramírez,y exmagistrado Pedro Nel (hijo); Santiago y Berto Gómez; Luis Ramírez, Fidenciano Ospina, Honorio Giraldo; Luis Quintero; Luis Chócolo; Gonzalo Ramírez; Eduardo Cortés; Gabriel Higuera; Gonzalo Henao; Chucho Gómez; Ismael Betancurt; Raimundo Cardona; Misael y Helio Aristizábal; Oliverio Ramírez; Gerardo, Misael y Julio Arias; Carlos Gómez, Rubelio Valencia; Ancízar Ramírez;´Toñito’, Elías y Santiago Gonzáles; Luis Aristizábal; Miguel Ángel Aristizábal; Joaquín Pamplona; Juan Manuel y Toño Cardona; Chucho Gómez, Urbano López, Manuel Montoya; Albino Toro, Fernando Ospina, Luciano Arias, Jaime López; Alonso Ramírez; el caliginoso, célebre y respetado exalcalde, Oscar Gonzáles (Colaco).

Las atractivas, encantadoras, fascinantes, perfumadas damas, la mayoría de embriagadora, sobrecogedora belleza, de fecundos, ubérrimos pechos, dulce sonrisa: Estella, Karina, Ofelia, Lucila y Fanny Escobar; Amanda y Aceneth Ramírez; Aura y Lola Salazar; Carmen Emilia Gallo; Beatriz Mejía; Nelly Maya; Nora, Mery, Inés y Adela Hoyos; Ruby y Ligia Zuluaga; Edith Gómez, Argemira Mejía de Arango; Elisa, Raquel, Marta, Inés Salazar Giraldo; Inés Aristizábal; Josefina Aristizábal; Nydia, Alicia, Sofía, Cecilia, Inés, Lucía,  Margarita, Amanda Cardona; Aurora Rada; las seductoras hijas de Pablo Hernández -Clara, Esther, Bertha (madre de la destacada jurista, bella, bellísima María Doreyde); Lilia Alzate; Esneda, Nubia, Armida, Rocío Vélez; Sola y Miryan Arias (‘jarabitas’); Matilde Salazar; Fabiola y Ofelia Ocampo; Blanca Zuluaga; Esther Navarro; Josefina y Lía Henao; Melva y Fanny Aritizábal; Consuelo y Lucy Cortés; Gilma, Sofy y Lucy Higuera; Rosalva y Betty Mejía; Margoth Gómez; Lola Flórez; Melva y Noelia Hoyos; Aracely y Fanny Ramírez; Lucy y Rosalva Restrepo (nietas  de Isabelita Escobar); Consuelo, Anita, Diana, ´La monita’, Olga Ramírez; Selma Ospina, luceros rutilantes que adornaban balcones, ventanales, calles y el parque, en las retretas  amenizadas por la ‘Banda de Música’ dirigida por Daniel Cortés.

Imposible pasar por alto el trágico terremoto del 30 de julio de 1962, que derribó la torre de la iglesia -construcción iniciada en 1878-, destruyendo los icónicos reloj -instalado en 1906 y que se paró a las 3:20’ de la tarde (hora del sismo), y el órgano tubular importado de Ambato (Ecuador), por el entusiasta padre, José Jesús Buitrago. Fallecieron: Rita Quintero, Inés Franco, Josefina González.

El anhelado alivio, bienandanza, complacencia buscados, con cruzar el puente de la entrada (río Pensilvania) -portada del fraternal, idílico rincón patrio- empiezan a percibirse y, vaya uno a saber por qué caprichos de la memoria, reaparece al instante el esplendoroso calidoscopio, con la peculiaridad de revivir, multiplicar imágenes, ocurrencias y sucesos relacionados en el deslumbrante, hipnotizador y sublime repaso presente, solventado en las empinadas, cómplices calles, otrora empedradas.

Remate mañana.

Bogotá, D. C. diciembre 19 de 2019


Fuente: LA OTRA CARA

octavio hernandezjimenez 207x207.png

PERSONAJE DE LA SEMANA

PERSONAJES TÍPICOS DE PENSILVANIA CDS.

Octavio Hernández Jiménez

El Pensilvense No. 13 - abril 12 de 2022

En septiembre de 1993, visité a Pensilvania Caldas. El director de la hermosa casa de la cultura, en la esquina del parque, era don José Félix Alarcón. Él me contó que a Pensilvania lo llamaban Ciudad Blanca, Municipio Forestal de Caldas y Ciudad Pino. Con el paso del tiempo, esa casa patrimonial desapareció.


En compañía de Bernardo Elías Alarcón, del núcleo educativo, entré al Bar Italia y, viendo a Evelio, el que lavaba los pocillos, me comentó que en ese pueblo estaban al tanto de los personajes típicos y, llegado el caso, recogían dinero para cubrir los gastos de alguna cirugía. Con su perspicacia habitual, me describió, detalle a detalle,  los modos de ser de cada uno de los personajes típicos de Pensilvania.  Evelio, fuera de lavar pocillos, allí, era feliz pelándoles los colmillos a las muchachas y, a muchas de ellas, les incomodaban esas muecas por lo que salían corriendo.


CLARITA era una loquita que tenía problema de fijación pues se creía una niña y quería que la trataran como niña. Le daba ataques de histeria cuando alguien le decía que ya estaba vieja.


CAMPUZANO: Ayudaba a barrer los depósitos de café y las aceras de zonas de descargue y, con ese escaso dinero, conseguía para llevar el mercado a su casa. (Hasta ahí no tendría alguna peculiaridad destacable).


Eso sí: no se le entendía nada de lo que hablaba.


   Y anotó don Bernardo Elías que era el referente:


- Se nos murió el prototipo de la locura; el personaje más prolífico:


¡BELARMINO!


- ¿Qué hacía Belarmino?


- ¡Qué no hacía Belarmino! Él era el más cachaco de los cachacos. Se hacía lustrar los zapatos tres veces al día. Después de un accidente se convirtió en pintor de brocha gorda pero conservaba la dignidad de su época que fue la época en que se veía más gente elegante en Pensilvania. Pero, sobre todo su prosa. Formaba corrillos cuando hablaba. Todos guardaban silencio. Respeto con él. Un madrazo de Belarmino, por lo elegante y filosófico, no dolía. Un día estaba en Manzanares y le dijeron: - Todo loco de Pensilvania se viene de vacaciones a Manzanares. Y, Belarmino respondió: - Y, ¿por qué será que todos los mendigos de Manzanares se van a pedir limosna a Pensilvania? Murió en el hospital con lujo de detalles.


JARE: Así llamaban a Belisario Quintero. Le encantaba que le molestaran. Las vacaciones de los estudiantes le hacían sufrir porque el pueblo quedaba solo y no había quien lo sacara de casillas. Anduvo a pie limpio y la mitad del rostro cubierto con una ruana.


PEDRO LUIS: Un hombre al que siempre lo acompañó un berrinche aterrador. Tal vez tenía un problema urinario. Era un radio andante. Hablaba todo el día, acompañado o solo. A todo el que lo quería lo consideraba “pariente”. Era de La Esmeralda, cerca de Samaná. Pedro Luis tuvo la obsesión de que se ganó una lotería pero se la robaron. Lo embolataban dándole recibos viejos y él se ponía feliz hasta que caía nuevamente en su alegato de siempre. Tuvo una perra que bautizó “Alba-aguamarina”. Prefería que la perrita comiera a que hubiera comida para él. Varias veces le preguntaron por el precio de “Alba-aguamarina” y él le ponía un avalúo astronómico. Si alguien se alarmaba por ese precio, Pedro Luis le explicaba: - Alba-aguamarina es la única que me quiere y el amor no tiene precio (¡!).


Si se entra en consideraciones sociológicas, sicológicas e históricas sobre el modo de ser y actuar de los personajes típicos se pueden vislumbrar rasgos de la sociología, sicología e historia de la comunidad que habita ese lugar, en una época determinada.


Tal vez por una vida frugal y sin excesos, esas personas, por lo general, tienen larga vida. Varias generaciones crecieron siendo testigos, desde lejos, de las travesuras o manías de los personajes típicos y llegaron a pensar que nunca faltarían en la vida cotidiana de ese conglomerado. De ahí su arraigo. Cada uno de ellos era como una estampa. Se vuelven tan intemporales que en muchas ocasiones es difícil calcularles los años.


En Pedro Luis, en Jaré, en Belarmino y demás individuos exclusivos de esa localidad del oriente caldense, se encuentran símbolos más o menos confusos de la idiosincrasia de Pensilvania. Y así en cada pueblo con sus personajes típicos.   En el centro de las ciudades se agota el fenómeno de los personajes típicos. Tal vez sobrevivan en los barrios populares de las ciudades. Eso sí: a falta de ellos, en las ciudades abundan los NN, sin historia, sin quien repare en su existencia; no los identifican, no los cuidan,  ni los adoptan como propios de esa urbe; a veces se oye decir que los llevaron a botar en camiones a la entrada de otras ciudades. Con esos seres despreciados no dialoga la gente, ni les siguen los pasos perdidos en la barahúnda de las multitudes.


Como lo dice la etimología Non Nomen, son seres sin nombre, carentes de identidad. Esas personas que amanecen en cualquier andén, tapados con un plástico, no son personajes típicos.


En los pueblos tradicionales, llega la noche y los personajes típicos desaparecen. Tiene casi el mismo horario de las gallinas porque tienen dónde ir a dormir. Personaje que duerme en la calle no es de la parroquia.  

obra de virgilio patiño gutierrez - pintor.webp

PERSONAJE DE LA SEMANA

VIRGILIO PATIÑO GUTIÉRREZ

Pintor

El Pensilvense No. 12 - abril 5 de 2022

Este renombrado paisajista, pertenece a la última generación de la llamada escuela de la Sabana. En 1968 se dedicó a la técnica Inversa, que consiste en pintar sobre vidrio y sobre acrílico transparente. Su técnica se manifiesta por sus parajes andinos y zona cafetera destacándose el manejo cromático en cascadas, fuentes y paisajes de gran colorido.
Sus obras han sido exhibidas en diversas galerías de Colombia, Estados Unidos, Francia, Italia, Venezuela y Panamá
En 1994 recibió el Primer Premio de pintura clásica y mención de honor en el XI Concurso de la ACCA (Asociación de críticos y comentaristas de Arte) de Miami.
Patiño nació en Pensilvania, Caldas en 1948.

rubmarth_gabriel_lopez_toro.jpg

PERSONAJE DE LA SEMANA

RUBMARTH LOPEZ TORO

El Pensilvense No. 10 - marzo 22 de 2022

Asumió el cargo como nuevo director de la Banda Municipal de Manizales, el pensilvense Rubmarth Gabriel López Toro, licenciado en música de la Universidad de Caldas y magister en música con énfasis en dirección de la EAFIT.


Inició su carrera como instrumentista en la Banda Sinfónica del Municipio de Pensilvania, Caldas con el maestro Alfonso Velásquez, y desempeñándose posteriormente como formador en procesos musicales en el municipio de Neira (Caldas); director asistente de las orquestas sinfónicas inicial e intermedia de la Red de Escuelas de músicas de Medellín y de la Sinfónica de Cartagena.



Así mismo ha sido director de las Bandas de Pensilvania (Caldas) y Barbosa (Antioquia), además del programa de música y de la Banda Sinfónica del Centro Don Bosco en Bogotá a través del programa de bandas sinfónicas salesianas.



En este sentido, su experiencia profesional se ha desarrollado principalmente en el medio de las bandas y orquestas sinfónicas, así como ensambles corales que enmarcan los procesos sinfónicos, lo que le brinda un mayor bagaje y conocimiento para dirigir la agrupación musical de nuestra ciudad.



“El reto es muy grande porque la imagen que tiene la Banda Municipal en el país es icónica, es una de las agrupaciones bandísticas icónicas, no solo por la historia que tiene a través de tantos años, sino porque realmente es una de las pocas agrupaciones en la que los músicos reciben una remuneración por ejercer esta labor, lo cual la convierte además en un espacio de desarrollo profesional. Indiscutiblemente el maestro Carlos Arturo Marín dejó un legado gigante en estos 20 años de historia”, afirmó Rubmarth Gabriel López.



Durante su carrera ha sido merecedor de diferentes reconocimientos por su trayectoria como director, varios de ellos, con la banda de su pueblo natal, obteniendo premios a nivel departamental y nacional.

democracia colombiana.jpg

La democracia en Colombia


Luis Prieto

"El Pensilvense" No. 9 - marzo 15 de 2022

La democracia se define, en términos generales, como un sistema que defiende la soberanía del pueblo y el derecho del pueblo a elegir y controlar a sus gobernantes. En Colombia, como en la mayoría de los países de dicho sistema, sus autoridades se dividen en presidencia, congreso, gobernadores, asambleas departamentales y alcaldes municipales, todas elegidas por el voto popular.
No entremos aquí a tocar más temas sobre democracias a medias, que las hay, en diferentes países con diferente reparto del poder y que en el momento no nos conciernen.
Se supone que esta decisión de democracia es la mejor y más efectiva. Por esta razón fue escogida por Colombia desde sus primeros años, a partir de su llamada independencia. Y también por otros países de este continente, los cuales la practican de acuerdo con la personalidad del presidente.
Mirando sin pasión los resultados de la democracia colombiana, no es mucho lo que tenemos que celebrar. Colombia desde que se instituyó como república, implantó esta democracia, revisada varias veces a lo largo de su vida. Para el suscrito, resultados muy decepcionantes. El país, con algunas excepciones, sigue al mismo nivel que tenía cuando su fundación. La pobreza, que se supone lo primero que un poder debe atender y componer, persiste más o menos en las mismas condiciones, de lo que ha sido su vida. 
La riqueza sigue muy concentrada y creciendo. La nueva riqueza generalmente es producto del robo de las arcas oficiales, por parte de extraños, y de funcionarios internos. La nueva riqueza proviene de la coca y el narcotráfico. Esa es la triste realidad.
La criminalidad expresada en su máxima expresión, está representada por la Farc. El crimen encarnado en los más peligrosos guerrilleros, con fortunas extraídas de la coca, el narcotráfico, el asesinato, la extorsión, el secuestro, está entrando a legislar al capitolio, el recinto más sagrado, hasta por las democracias más primitivas. Pero esto no para aquí, todos estos criminales llegarán al Congreso limpios de todos sus pecados mortales, por la inmunidad que los acuerdos celebrados en La Habana, así se decidió. Están entrando como Pedro a su casa, con curules regaladas en los acuerdos del Presidente de Colombia y el personero de los terroristas, Timochenko.
Si la democracia escogida por Colombia desde su nacimiento con una interpretación estricta en la selección de sus funcionarios, así fueran estos excesivos, otra sería nuestra suerte.
Pero eso no es así. Los que pretenden llegar a los altos poderes han convertido al pueblo votante en personas de baja categoría, enseñados al voto comprado y vendido, a la trampa electoral. 
Esta fotografía muestra el deterioro horripilante de la población colombiana. Se hace trampa y acuden a todos lo que sea necesario para llevar a sus jefes a las posiciones de poder. Jefes estos, acostumbrados a esta forma de elección electoral, también llegan allí con mañas y maneras de enriquecerse a las buenas o a las malas. 
Por esta situación que compromete también a presidentes y ministros, las gentes adineradas recurren a ponerse a salvo fuera de su país. A salvo también sus bienes y evitar así lo que le puede pasar dejándolas a merced de los acontecimientos inciertos, que se nos vienen encima. Son dineros y bienes que el país necesita y cuya evasión le produce mucho daño.
Por estas razones y muchas otras más, nos hacen decir que esta democracia nuestra, es una democracia de mentiras. Es insegura en forma creciente, con terroristas legislando la suerte nacional. Además de un exceso de parlamentarios de muy baja condición cultural y académica, con escasas excepciones. Condiciones iguales, a los gobernadores y alcaldes elegidos por el pueblo raso.
Leyendo un periódico europeo, encuentro una información sobre un proyecto de ley del gobierno Suizo, presentada a sus ciudadanos para pedirles un tributo adicional para unas obras importantes. Esta solicitud fue presentada y pasó lo que nadie creía que podía pasar. Que el pueblo autónomamente se manifestara para decirle al gobierno que estaba equivocado, y que para hacer lo que pretendía, era necesario más del 50% del dinero pretendido. Uno se pregunta cuántos miles de años existen para que Colombia tenga un pueblo de esta naturaleza, es decir, como el pueblo suizo. Nunca lo veremos, ni nunca lo verán nuestros descendientes.

Fecha de publicación: 

Martes, Noviembre 21, 2017

luis-urbano-giraldo arias.png

Luis Urbano Giraldo Arias

Luis Urbano Giraldo Arias (1903 – 2004) fue uno de estos poetas populares. Con sus versos, dejó memoria de algunos sucesos de El Congal en las primeras décadas del siglo XX. Crónicas de sangre, fue escrito, según él mismo me lo relató, después del asesinato de una mujer por su esposo, celoso al conocer que la esposa atendía con frecuencia a un hombre que pasaba por el vecindario. El crimen, como podrá imaginarse el lector, causó gran conmoción a los habitantes de la pequeña aldea. En el otro escrito, Crónicas de la tierra, el autor reprocha el comportamiento de uno de los vecinos, de quien se esperaba una conducta ejemplar, dado que había ejercido el magisterio en la vereda. Así mismo, reprocha el comportamiento de las mujeres. Ambas crónicas reflejan la visión que se tenía de la mujer y de su función en la familia en la sociedad patriarcal de la época.

Fuente: Pensilvani-ando

bernardo herrera salazar230x230_edited.jpg

Bernardo  Herrera Salazar

"El Pensilvense" No. 6 - febrero 22 de 2022 

UN QUIJOTE DE LA CULTURA

20 mayo, 2016 Silvio Aristizábal Giraldo Semblanzas

Nada más apropiado para “entrar en materia” en este Blog, iniciado con motivo de los ciento50 años de la fundación de Pensilvania, que recordar a un trabajador de la educación y la cultura, desconocido por muchos paisanos. Quienes cursamos la primaria en la Escuela Boyacá a mediados del siglo XX, recordamos a este maestro, que no profesor, porque los profesores se encuentran en los libros de historia de la pedagogía, pero a “los maestros los encontramos de repente, en una emoción, en una sensación, en una experiencia”.


Aunque nunca me dictó clase, recuerdo sus intervenciones ante el alumnado de la institución con motivo de la izada de bandera o de las “fiestas patrias”. Pero, sobre todo, recuerdo las muchas veces que observé una escena de la que, años más tarde, deduje que la labor en el aula de clase quedaba incompleta si faltaba el compromiso con la sociedad dentro de la cual se desarrollaba el proceso educativo.


Pensilvania, comienzos del decenio de 1950. Domingo, día de mercado. La gente sale del templo parroquial después de asistir a la misa mayor. Un hombre cercano a los 50 años de edad, de regular estatura, vestido de paño y corbata, de paso lento y hablar pausado, se acerca a los transeúntes para entregarles un pequeño periódico titulado La Verdad, con noticias de la población y, a veces, de otras latitudes, con reflexiones y comentarios del momento. Por algún tiempo, el semanario se llamó La Verdad desnuda, luego, simplemente, La Verdad. En sus inicios estaba escrito en verso; más tarde, en prosa. “Y todo – según su autor- fue en defensa del pobre y de las instituciones de utilidad pública, sin ninguna mezcla de política de partido, que cuando no es alta y digna, apenas sí deja los estragos de la barbarie”.


Bernardo Herrera Salazar es el protagonista de esta historia, calificada por él mismo de quijotesca. El semanario se publicó durante nueve años, los mismos que el autor permaneció como maestro en Pensilvania. Bernardo había nacido allí el 11 de octubre de 1905, año de creación del departamento de Caldas, fueron sus padres Heladio Herrera y Dolores Salazar, quienes habían llegado de Marinilla. Estudió en la Normal Departamental de Caldas y después de graduarse laboró como maestro en Bolivia, Belén de Umbría, Samaná, Pensilvania, Manizales y Bogotá. De su época de estudiante es la anécdota de su viaje con otros compañeros en tren a conocer el mar en Buenaventura. El telegrama enviado a su madre el 23 de julio de 1927, decía: “conocí mar, orinéme en él ¡viva Colombia!” En 1932, a la edad de 27 años contrajo matrimonio con Raquel Ramírez Jiménez, del corregimiento de Bolivia. 


Bernardo y Raquel, tuvieron 12 hijos. Como dato curioso se anota que el nombre de sus seis hijos varones empezaba por R (Raul, Ramón, Rogel, Rubiel, Rubén y Rodrigo). Bernardo vivió los últimos años con su familia en Bogotá, hasta su muerte el 7 de diciembre de 1971.


En 1966, con motivo del centenario de la fundación de Pensilvania, publicó con recursos propios, un pequeño folleto titulado Amor nativo, en el que uno de sus primeros poemas es un acróstico dedicado a la reina del centenario, Selma Ospina Gómez:


Amor nativo, contiene, igualmente, textos en prosa y en verso que revelan el afecto del autor a su patria chica: “…Pensilvania nombre dulce, nombre amable; nombre para guardarlo en la reconditez afectiva de nuestros más puros sentimientos… nombre que está en todas las cosas que amamos con cariño santo… nombre que nos suena al oído con melodía de límpidas fuentes cantarinas y que lo escuchamos como arrullo de madre al beso de la cuna… Pensilvania, floración del alma…”


MADRIGAL A LA TIERRA NATAL

Con cariño, con gracia, ardentía,
un bambuco a tu siglo ofrecemos;
te abrazamos, oh Patria, este día
y es preciso que ahora cantemos.

Vienen todos tus hijos a verte;
hay fervor y entusiasmo en el alma;
cada uno quisiera quererte
como a Dios tributando la palma.

Nuestros padres la cuna mecieron,
bajo sombra de tierra bravía
y tus hijos otrora te vieron
despejando a tu rumbo la vía.

Para irnos, oh madre, queremos,
darte el beso de niño en su cuna
y en la ausencia por ti lloraremos
a la luz de la placida luna.

Cabe también transcribir su poema a las cuatro araucarias:

MADRIGAL A LA TIERRA NATAL

Con cariño, con gracia, ardentía,
un bambuco a tu siglo ofrecemos;
te abrazamos, oh Patria, este día
y es preciso que ahora cantemos.

Vienen todos tus hijos a verte;
hay fervor y entusiasmo en el alma;
cada uno quisiera quererte
como a Dios tributando la palma.

Nuestros padres la cuna mecieron,
bajo sombra de tierra bravía
y tus hijos otrora te vieron
despejando a tu rumbo la vía.

Para irnos, oh madre, queremos,
darte el beso de niño en su cuna
y en la ausencia por ti lloraremos
a la luz de la placida luna.

La mencionada publicación contiene numerosas anécdotas de personas del municipio conocidas por su sentido del humor y hace referencia a diversos acontecimientos, por ejemplo, el incendio de la población ocurrido en 1955.

RECORDANDO EL INCENDIO DE PENSILVANIA


Lo de años sin cesar, siempre luchando,

En cinco horas un voraz incendio

Arrasa como fiera devorando,

Aun lamiendo la tierra en el expendio.


Y al impulso del viento brama el fuego,

Como brama la res cuando el cuchillo

Siente del matador al dolor ciego,

Como avaro ante el pobre huerfanillo.


Gritar, llorar, hablar con desespero,

Batirse con las llamas en defensa

Del niño y del anciano en dolor fiero,

Todo es común en la amargura intensa.


Por los haberes más caros cada uno,

Lucha sin tregua, con hambre y sin descanso;

Es para todos obligado ayuno

Aunque haya tentación de buen remanso.


Más las horas se van, se van las horas;

Del tiempo en los recodos una historia

Queda para contar en las auroras

De un grato porvenir y augusta gloria.


Miremos a la altura sin desmayo,

Que a Dios no llega la llama que destruye,

Porque su mano aún domeña el rayo

Y el mal como raposa de Dios huye.


Pensilvana verá mejores días;

Otros hijos tendrá que a las empresas

Den impulso y vigor, mejores vías

Y la atracción del campo y sus dehesas.


Su poético nombre sublimizan

Sus prados, sus vergeles, su paisaje

Las mujeres sin par que nos hechizan

Y del varón su garra y su coraje.


Pensilvania alzará de águila el vuelo

Y al rutilante paso de sus galas,

Sus polluelos mirando desde el suelo,

Aliento tomarán rampantes alas.

Otros artículos de Amor nativo se refieren a la situación social del país, el buen uso del lenguaje, la conducta moral que las personas deben observar en diferentes circunstancias y el deber ser de la mujer: “santa, pacífica y hacendosa…”. Este último constituye un valioso testimonio para conocer el pensamiento patriarcal de la época.


Los anteriores son apenas algunos ejemplos de la producción intelectual de Bernardo Herrera Salazar. Ojalá llegue el día en el que los dirigentes y el pueblo de Pensilvania reconozcan la capacidad de la cultura para fortalecer su sentido de pertenencia y su identidad como conglomerado social. Cuando esto se logre será posible también destinar recursos para difundir los aportes culturales y artísticos de sus habitantes.

anamariamartinez 400x400_edited.jpg

Ana María Martínez

"El Pensilvense" No. 5 - febrero 15 de 2022


Ana María Martínez: la jueza hispana que hizo historia en Atlanta

Es la jueza designada por el gobernador Brian Kem para formar parte de los siete jueces de la Corte Estatal de Georgia.

Por MundoHispanico
Por Elan Reyes Pineda
Febrero 3, 2022


  • Ana María Martínez fue designada por el gobernador Kemp para integrar la Corte Estatal de Georgia.

  • Martínez es una inmigrante colombiana que gracias a sus estudios y esfuerzos ha logrado este éxito.

  • La jueza Ana María Martínez, casada y con dos hijas, quiere ser un ejemplo para las jóvenes en Atlanta.

 “Nunca pensé que sería juez estatal, pero cuando trabajé al lado del doctor Dax López, entendí el impacto que tienen los jueces en la comunidad al impartir justicia”, fueron las primeras palabras para Mundo Hispánico de Ana María Martínez, la jueza designada por el gobernador Brian Kem para formar parte de los siete jueces de la Corte Estatal de Georgia.

Esta joven mujer se siente afortunada de haber acumulado experiencias en diversas áreas de la abogacía, para ayudar desde un puesto tan importante a la propia comunidad y de manera especial, por haberse convertido en un ejemplo para los jóvenes latinos, que abrazan sueños de llegar a lo más alto en Estados Unidos.


COLOMBIA, EN LAS RAÍCES

Martínez, nacida en Colombia, se vino junto a sus padres a los 12 años de edad y desde entonces se empeñó en estudiar para alcanzar el éxito académico. Luego del High School, estudió en la Facultad de Derecho en la Universidad Estatal de Georgia en 2009, habiendo obtenido su título con altas distinciones, Cum Laude y Pro-Bono, por lo que pronto trabajó en litigios en diferentes áreas hasta la práctica del derecho laboral.

Esta líder hispana estará asignada al área de jurados y lo integran siete jueces, cuya labor la realizan en equipo administrativamente hablando, pero gozan de independencia en el resto del trabajo de impartición de justicia, manifestó. Dijo, además, que para ella es un momento muy especial, porque siempre ha trabajado en abrir camino para la comunidad latina, a través de su fundación que inició en 2015, para estudiantes que desean estudiar derecho, algo que hoy es un vivo ejemplo para ellos.


LA DESIGNACIÓN DEL GOBERNADOR

En el estado de Georgia ya ha habido juezas en otros niveles como magistrales o municipales, pero hasta hoy se ha podido lograr que una jueza estatal pueda subir al estrado para impartir justicia. “Espero que este sea el comienzo de muchas más jueces latinas que puedan abrir las puertas”, dijo con una viva emoción que la hace sentir a una mujer sencilla humilde, pero con un profundo temple para enfrentar este cargo.

Sin ocultar su gran alegría por esta designación que hizo el gobernador Kemp, expresó que ha sido muy afortunada por las experiencias que ha tenido, incluso al trabajar por un bufete de 25 abogados llamado Owen, Gleaton, Egan, Jones & Sweeney, en el cual adquirió la experiencia en diferentes casos en el área de litigio.


EL EJEMPLO DEL JUEZ LÓPEZ

Sin embargo esto le valió para involucrarse con el Juez Dax López para desempeñarse como abogada de planta en el Tribunal Estatal del Condado de DeKalb. Precisamente la jueza Ana María Martínez permaneció en este puesto por casi nueve años y eso le permitió conocer y entender la Corte, cómo funciona el componente administrativo y toda la estructura del máximo tribunal de este estado.

Además nos dijo que siendo una persona que viene de trabajar tareas básicas, hasta temas delicados, conoce lo que desean los abogados y especialmente lo que la comunidad espera de los jueces.


APROVECHAR LAS OPORTUNIDADES

Martínez, casada y con dos hijas, quiere ser un ejemplo para las jóvenes para querer alcanzar más y aportar más de sus conocimientos, que los norteamericanos aprecian cuando se trata de ayudar al crecimiento del país, que nos da la oportunidad de estudiar y desarrollar las habilidades en favor de todos los ciudadanos, apuntó.

Cuando un juez termina su etapa en el servicio público, deja su cargo y es potestad del gobernador, escoger a su sustituto algo que ocurrió cuando el Juez Dax López dejó su posición en septiembre de 2021 y abrió la oportunidad para que el gobernador Brian Kemp escogiera a la persona que le sucedería. “Afortunadamente me escogió a mí”, expresó con mucho sentimiento.


Nota del Director de "El Pensilvense": Ana María nació en Pensilvania, Caldas, hija de Luz Amparo Aristizábal Maya, nieta de Misael y Lilia.

oscar ivan zuluaga.png

Oscar Iván Zuluaga Escobar

Felicitamos al Dr. Zuluaga Escobar, al ser declarado candidato por su partido "El Centro Democrático" a la Presidencia de la República.
También nuestro abrazo de felicitación por su cumpleaños No. 63, ocurrido este pasado 3 de febrero de 2022

Óscar Iván Zuluaga nació en Pensilvania (Caldas), fue el segundo de cuatro hijos. Su papá Ovidio Zuluaga, era un cantinero en la Rioja, una vereda de Caldas, era un hombre de pocos recursos que se casó con Carina, hija de Juan B. Escobar, comerciante y propietario de un negocio en la Calle Real de Pensilvania, con el que comenzó a trabajar. Ovidio, se convirtió en un exitoso comerciante de café, y más tarde en un importador de whisky, de especias de la India y parafina. ​


A los seis años junto a su familia se fue a vivir a Bogotá. En la capital su padre Ovidio montó un negocio de importaciones mientras que su madre Carina se dedicaba al cuidado de los niños.

En 2015 Óscar Iván Zuluaga fue diagnosticado con cáncer de próstata.


Familia e hijos.

Está casado con la administradora de empresas Martha Ligia Martínez, una costeña de ascendencia antioqueña, con quien contrajo nupcias el 10 de octubre de 1987 en Barranquilla.​ Se conocieron en un encuentro nacional de AIESEC en la Universidad del Norte en Barranquilla. ​ Tienen tres hijos David, Juliana y Esteban.

Juliana su hija se encuentra en Kenia realizando labores sociales.​


Estudios


Egresado del Colegio Liceo de Cervantes de Bogotá. Graduado como economista, con mención honorífica en la Universidad Javeriana de Bogotá. En 1983 ganó el Concurso Nacional de Tesis Universitaria convocado por la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF), por su trabajo "Portafolio de Inversión de Acciones".

Después adelantó un Máster en Finanzas Públicas en la Universidad de Exeter en Inglaterra, que finalizó en 1984.

Premios y reconocimientos

Recibió reconocimiento por ser uno de los “10 Ejecutivos Jóvenes Sobresalientes de Colombia 1997”, por parte de la Cámara Junior de Colombia - Capítulo Bogotá. A finales de 2007, el Congreso de la República lo eligió como el Ministro del Año, del gabinete del presidente Uribe.

A su vez fue seleccionado “Caldense del Año 2006” por el Periódico La Patria de Manizales.

Óscar Iván Zuluaga Escobar (PensilvaniaColombia3 de febrero de 1959), es un economista, empresario y político colombiano. Se desempeñó como Ministro de Hacienda en el segundo período de gobierno de Álvaro Uribe Vélez (2006 - 2010) hasta el 7 de agosto de 2010.​ También ha sido concejal (1988-1990) y alcalde (1990-1992) de su municipio, Pensilvania, en Caldas, dirigente empresarial, gremial y Senador de la República en periodo 2002-2006. Como Senador fue cofundador del Partido de la U.

En 2014 fue candidato a la Presidencia de la República de Colombia por el Partido Centro Democrático, ​ ganando el primer lugar en la primera vuelta, pero perdió en el balotaje frente a Juan Manuel Santos en la segunda vuelta.

Después desempeñó como Director Nacional del Partido Centro Democrático, hasta que renunció.

Fuente: Google, Wikipedia

Fabio alberto azristizabal hoyos600x514.jpg

Fabio Alberto Aristizábal Gómez

Declarado por la “Acord, Caldas”, como el mejor dirigente deportivo del 2021

Por segundo año consecutivo la Asociación de Cronistas Deportivos de Caldas “Acord”, exalta al Presidente de la Liga de Fútbol de Caldas, el Pensilvense “Fabio Alberto Aristizábal Gómez”, como el mejor dirigente deportivo del departamento.


“Fabio Aristizábal es economista, especialista en mercadeo, analista y posee un liderazgo innato para realizar gestión en cuanto al fútbol se refiere, para el año 2019, el presidente de la Liga de Fútbol de Caldas fue designado como delegado de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Conmebol”. (Semilleros Deportivos).


El fútbol en Caldas ha crecido, tanto es así, que ahora se codea en los diferentes campeonatos, organizados por la Dimenor, con los grandes del país, como son Antioquia, Valle, Atlántico, etc, disputando los títulos, algo que no sucedía en épocas anteriores.


“El Pensilvense” felicita a FABIO ALBERTO ARISTIZABAL GOMEZ, por la distinción que le ha sido concedida.

maestra caldas 2021.jpg

PERSONAJE DE LA SEMANA

Dilsa Estela Muñoz, mejor docente de Caldas 2021.

Lecciones creativas con la mejor maestra de Caldas

Rubén Darío López

LA PATRIA I Pensilvania

Un proyecto de la profesora Dilia Estela Muñoz es Lectura por teléfono. Un niño de primero y su mamá aprendieron a leer por este medio, durante la pandemia.


Lo explica la mejor maestra de Caldas 2021, reconocimiento de la Gobernación. “Mientras la mamá apoyaba a su hijo y le aplicaba las bases que le enviaba, también aprendió a juntar letras y a formar palabras”. Esta madre actualmente lee frases completas.


Dilia Estela nació en Pensilvania hace 31 años. Enseña a 11 niños en escuela Misael Pastrana Borrero, desde hace ocho años, en la vereda La Linda, a 17 kilómetros de la cabecera municipal de Pensilvania.

Allí se llega por un camino de 200 metros que se desprende de la carretera destapada que conduce a Samaná.

Son varias las claves de su éxito pedagógico. Una es su vocación docente y amor por los niños.

Suma

Además, el Plan Lector, el proyecto PRAES de reciclaje en casa, el avistamiento de aves, la huerta escolar, su participación en el programa Ondas y convertir cada casa en una pequeña escuela.

Ella también considera crucial estar pendiente de convocatorias, en las que ella o los niños puedan inscribirse con el propósito de mostrar procesos y obtener recursos.

Comenta: “La participación de los padres fue definitiva, así como el apoyo de las directivas del colegio Santa Rita bajo el liderazgo de la rectora, Ofelia Giraldo Arias.

“Trato de que los niños sean felices aprendiendo dentro y fuera de la escuela. Así yo también puedo ser feliz como docente y esto asegura el éxito en la formación y aprendizaje”, finaliza Edilsa.


La carrera

Se desempeñó como docente de Confa. Normalista Superior de la Normal de Pensilvania, licenciada en tecnología e informática de la Universidad Católica de Manizales. Especialista en administración de la informática educativa de la U. de Santander y mágister en gestión de la tecnología educativa de la misma universidad. Candidata a doctorado en educación de la U. Católica de Manizales.


En pandemia

La maestra recuerda:

-“Cumpliendo con las normas de bioseguridad fui muchas veces a la casa de cada niño para entregar material físico y brindarles a ellos y a sus padres orientación para clases virtuales”.

-“Con llamadas telefónicas, dos computadores, cuatro tabletas que tenemos y mensajes se hacía seguimiento, retroalimentación y evaluación del trabajo desarrollado con metodología Escuela Nueva, diseñada para trabajo en equipo”.

-“Tengo niños que viven hasta a 40 minutos de camino, otros viven más cerca. Los padres se comprometieron y cumplieron, en el encierro por coronavirus, ellos fueron los primeros maestros”.


Avistamiento de aves

Los niños usan los binoculares que se ganaron en un concurso. El corredor, el patio, la huerta y la finca son el laboratorio para apreciar y clasificar aves que vuelan por la región. Son el pretexto para que los niños adquieran amor, respeto y cuidado de la naturaleza. En este sentido Dilsa Estela dice que contó con el apoyo de Ricardo Cardona, su compañero de vida y miembro del Club de Observadores de aves de Pensilvania, con experiencia en avistamiento, identificación y conservación de aves. Resalta el progreso educativo de una niña de preescolar, de seis años, con deficiencias de visión. Ella a través del canto de las aves, texturas, audios, plastilina, algodón se acercó al conocimiento, se enamoró de los pajaritos. Por su trino identifica a varios de ellos y avanza en su aprendizaje de inclusión.


Mensaje para maestros

*“Tenemos en nuestras manos el futuro de niños y jóvenes. Cumplamos nuestra labor educativa con pasión, con amor, con gusto”.

*“Si estamos pendientes de convocatorias, concursos e invitaciones y participamos con niños, alcanzaremos el éxito. Lo único que nos podría pasar cuando nos inscribimos y participamos, es que nos digan que no y eso se tiene que convertir en motivo para seguir mejorando en favor de la educación de los niños para abrirles puertas y posibilidades”.

*“Hay maestros muy buenos y comprometidos con su labor, pero no sistematizan, no registran, no escriben, no participan en convocatorias”


Así la ven

Dahiana Valencia

Con la profesora Dilsa cada día aprendemos más. La queremos mucho porque nos trata con cariño y respeto. Es mi segunda mamá.

Carlos Andrés Ospina

Este año aprendí a leer, estoy muy contento. Es muy buena maestra, se ganó un premio en Manizales.

Verónica Marín, manipuladora de alimentos PAE

En la escuela vivimos en un ambiente de paz, alegría, aprendizaje y amor. Gracias a la actitud y al trabajo de la profesora.

Liliana Cardona, madre de familia

Es muy dedicada, se hace querer de los niños y ha sembrado en ellos el gusto por aprender de la mano con la naturaleza.

trillizas arbitras_edited.jpg

PERSONAJE DE LA SEMANA

LAS TRILLIZAS DE PENSILVANIA

Artículo tomado de: PENSILVANIA: Historias, Cuentos, Mitos y Leyendas de Hernando Alberto Henao Hoyos.

Páginas: 196, 197 y 198

Foto Google

Diana Isabela, Manuela y María Camila Vásquez Franco, nacieron en Pensilvania, son hijas de Felipe Vásquez, quien las inspiró en el complejo mundo del arbitraje y hoy son la gran novedad en Colombia y en el mundo como las únicas trillizas que pitan en el fútbol aficionado y sueñan con ser arbitras profesionales.

Ya han dirigido con éxito en torneos de carácter nacional y se han robado la mirada del público y la atención de los medios de comunicación.

"Nuestro padre, ha sido arbitro desde siempre y un día nos invitó a una reunión ya que él es el presidente de la Comisión de Árbitros de Pensilvania, pero no solo es arbitro de fútbol, también de baloncesto, microfútbol y voleibol, un día invitó a los instructores del Colegio de Árbitros de Fútbol de Caldas CODAF, Sebastián Restrepo y Yeison Benítez  en compañía de Daniel Alzate Soto al municipio ara darnos unas clases y allí empezó todo, nos invitaron a presentar pruebas a Manizales a principios de 2021, pruebas físicas y teóricas,  desde entonces somos arbitras de la C y les agradecemos mucho a la corporación por esa oportunidad", dicen las trillizas.

Manuela ya fue invitada a la segunda pretemporada de árbitros y árbitras asistentes FIFA y a d donde pasó todas las pruebas.

A sus jóvenes diecinueve años, han tenido un recorrido duro, de arduo trabajo y estudio pero al final esperan los resultados y los nombramientos en los diferentes campeonatos locales y nacionales, para lograr el gran objetivo, ser arbitras FIFA.

"Hemos tenido la oportunidad de estar en zonales en Bogotá, Manuela dirigió la final sub 13 y sub 15 femenina. Allí en Manizales dirigimos cada ocho días en torneos y demostrando nuestras capacidades, ya que además del arbitraje estudiamos en la Universidad Tecnológica de Pereira la carrera Ciencias del Deporte y la Recreación, entonces viajamos a Manizales todos los fines de semana". Afirman con orgullo.

Una de las experiencias más importantes y significativas que han vivido fue dirigir una final femenina en la Cancha Auxiliar de Manizales, las tres juntas, su sueño es poder ser arbitras FIFA y poder dirigir las tres juntas un  partido de alto nivel.

Orgullo de Pensilvania, ejemplo e inspiración en el duro mundo del arbitraje en el que han demostrado carácter, temperamento y personalidad para orgullo de un municipio que las quiere, las admira y espera verlas en lo más alto del pito mundial, no solo femenino, sino masculino, por ahora Pensilvania está feliz con estas hijas que ya se destacan en el concierto nacional e internacional.

bottom of page