top of page

PAUTE EN ESTE ESPACIO

Galileo GALILEI 220X220.jpg

EL APUNTE

"El Pensilvense No. 15 - abril 26 de 2022


Foto: GALILEO GALILEI


Historia de la filosofía: Principales Filósofos 

Filósofos de la Razón (1500 – 1750)

Juan Calvino (1509-1564)

Influenciado por las ideas de Erasmo y Lutero, Calvino fue radical a la hora de asegurar que algunas personas estaban predestinadas a la salvación, y otras predestinadas a la condenación. Desde su punto de vista, el individuo podía tratar de demostrar que era un elegido de Dios con los éxitos que alcanzara en vida. Las ideas de Calvino fomentaban el espíritu de empresa burgués. No fue especialmente tolerante, como muestra la implacable condena al científico Miguel Servet, a quien Calvino acusó de herejía. Servet fue quemado vivo junto a sus obras. Calvino es el padre del calvinismo, una corriente dentro del protestantismo.

  • Bartolomé de las Casas (1484-1566)

    Un ejemplo de que los tiempos estaban cambiando con respecto a la oscura Edad Media es la figura de Bartolomé de las Casas. Este fraile español se preocupó por la dignidad y derechos de los indígenas, que sufrían el racismo y la violencia de los colonizadores en la recién descubierta América. Su defensa fue tal que se ganó el apodo de Apóstol de los Indios. Se le considera, junto a Francisco de Vitoria, fundador del derecho internacional moderno, y también precursor de los derechos humanos.

  • Francis Bacon (1561-1626)

    Francis Bacon es el iniciador del empirismo británico, una corriente que se basa en la idea de que todo conocimiento ha de proceder de la experiencia y los sentidos. A esta postura se sumarán célebres filósofos después de Bacon como Hobbes, Locke o Hume, en contraposición al racionalismo que defenderán Descartes, Spinoza o Leibniz. Es una lucha filosófica muy importante, y que tiene su base más profunda en el debate sobre si el ser humano posee o no ideas innatas. Bacon, Hobbes, Locke y Hume creen que no hay nada en la mente que no haya estado antes en los sentidos («Nihil est in intellectu quod non prius fuerit in sensu»), y que la experimentación práctica es la única manera de llegar a conocer la verdad del mundo. Así promovieron la búsqueda de leyes naturales, la formulación de teorías, el planteamiento de hipótesis… y bajo esa filosofía hicieron sus progresos Copérnico (astronomía), Vesalio (anatomía), Pascal (matemáticas) o Newton (física).

  • Gaileo Galilei (1564-1642)

    La Iglesia seguía resistiéndose a esa Era de la Razón, y encarceló a Galileo cuando éste se atrevió a decir públicamente que la Tierra se movía alrededor del Sol. Galileo fue uno de los mayores defensores de las tesis de Copérnico, que había planteado la teoría heliocéntrica. Hizo importantes avances en relación a la mecánica, a la relatividad -como explicamos en este artículo– y a la astronomía. Creía que la materia era eterna y el Universo infinito. El funcionamiento del mismo se debía a la causalidad de los átomos, bajo las leyes de la mecánica. Creía que el conocimiento de la naturaleza debía aproximarse a través de la observación y el experimento.

  • Fuente: Historia de la filosofía: Principales Filósofos

martin lutero 191 x 191_edited.jpg

EL APUNTE

"El Pensilvense No. 14 - abril 19 de 2022


Foto: MARTIN LUTERO


Historia de la filosofía: Principales Filósofos 

Filósofos de la Razón (1500 – 1750)

  • Erasmo de Rotterdam (1466-1536)

  • El pensamiento de Erasmo de Rotterdam refleja las ideas humanistas que empezaban a afianzarse en Europa durante los primeros años del Renacimiento. Criticó mordazmente la corrupción y las discusiones doctrinales en el seno de la Iglesia, y defendió que la ignorancia era consustancial al ser humano. De hecho, sostenía que la ignorancia era fuente de felicidad. El conocimiento podía ser irónicamente una carga que complicara la vida del hombre. Erasmo llegó a decir que la propia religión era una forma de ignorancia, ya que se basaba en la fe y no en la razón. Lo que él proponía era un regreso a las creencias sencillas y sinceras, estableciendo personalmente e individualmente un vínculo con Dios. Estaba en contra de seguir las creencias establecidas por la Iglesia. No es difícil entender por qué fue un pensador muy importante para la inminente Reforma que cambió la historia del cristianismo.

  • Martín Lutero (1483-1546)

  • En el año 1517 Martín Lutero se acercó a la puerta de la iglesia de Wittenberg, en el corazón de Alemania, y clavó un papel. En ese momento cambió la historia de Occidente. En ese papel había noventa y cinco tesis que pretendían iniciar un debate en el seno de la Iglesia. Fue un hecho histórico e importantísimo, que partió a la cristiandad en dos mitades: el catolicismo y el protestantismo. Martín Lutero estaba harto de la corrupción y del funcionamiento de la Iglesia como institución, y demandó regresar a las enseñanzas originales de la Biblia. Encontró muchos seguidores. Su filosofía se basaba en ideas revolucionarias que rompían con 1400 años de tradición cristiana, como por ejemplo que la salvación era un regalo otorgado por la gracia de Dios (la doctrina del cristianismo oficial defendía que todos los hombres serían salvados), o que la figura del papa no tenía ningún tipo de relación con Dios. Tampoco creía en el libre albedrío de los individuos. Su obra fue examinada 400 años después por Max Weber, que relacionó el pensamiento del protestantismo con el desarrollo del capitalismo.

  • Francisco de Vitoria (1486-1546)

  • Considerado como el padre del derecho internacional, el fraile Francisco de Vitoria fue seguidor de las ideas de Santo Tomás y Aristóteles. Hizo aportaciones en el campo de la economía (creía que el orden natural permitía la circulación de personas y bienes), en el derecho (rechazó la jerarquía medieval, creyó en los derechos de los indígenas recién «descubiertos» por los europeos en América) y en el ámbito de las relaciones internacionales (tratando de convencer de que dichas relaciones no debían regirse por la fuerza). Fundó la corriente de pensamiento de la Escuela de Salamanca, muy importante dentro de la escolástica.


  • Fuente: Historia de la filosofía: Principales Filósofos

maquiavelo.jpg

EL APUNTE

"El Pensilvense No. 13 - abril 12 de 2022


Foto: NICOLAS MAQUIAVELO

Historia de la filosofía: Principales Filósofos 

Filósofos de la Razón (1500 – 1750)

  • Me han solicitado establecer la diferencia entre los términos estado, nación, país, patria y república:


  • Estado
    Comunidad social con una organización política independiente, y un territorio con entidades de gobierno propias: "El Estado colombiano es soberano".


  • Nación
    Conjunto de personas habitantes de un país, con un mismo origen étnico, que comparten vínculos históricos, culturales, religiosos, etc., y que tienen conciencia de pertenecer a un pueblo o comunidad particular. Generalmente hablan el mismo idioma, y comparten un territorio y sus tradiciones: "La nación colombiana vive una de las épocas más críticas de su historia".


  • País
    Comunidad social con una organización gubernamental, política y territorial; autónoma y soberana: "Al presidente Duque lo trasnochan las crisis de países vecinos; y no, la de los colombianos", "La mayoría de países latinoamericanos se encuentra en crisis", "Nuestro país se derrumba". / Territorio de esa comunidad. / Región, tierra.


  • Patria
    País en el que se ha nacido o al que se pertenece por vínculos históricos o jurídicos. / Tierra natal: "La patria de Uribe, Santos, Petro, “Tutucán” y “Ogil” es Colombia. / Lugar o comunidad con la que una persona se siente vinculada o identificada por razones afectivas: "Para mí la patria es sagrada". / País natal, tierra natal. / Suelo.


  • ‘Patria chica’: ciudad, comarca, lugar, municipio, provincia, pueblo o región donde se ha nacido; en contraposición a la patria (o patria grande), referida al concepto de nación. A esta tierra se suele sentir muy unido por costumbres, acento folclore, gastronomía, etc.; y, en especial, por vínculos familiares.


  • República
    Forma de gobierno en la que el cargo de jefe del Estado está en manos de un presidente temporal que se elige por votación en unas elecciones. / País que tiene esta forma de gobierno: "El presidente de la República de Colombia, Iván Duque, detenta el poder; pero... con la popularidad más baja de todos los tiempos".
    * No obstante las sutiles diferencias prescritas para el buen uso de estos términos, siguen siendo sinónimos entre sí.


  • * Estado y República, por lo general, se escriben con mayúscula inicial.


  • Texto publicado por www.ogil.info Etiquetas: Minicátedra de lenguaje

SAANTO TOMAS DE AQUINO 450.jpg

EL APUNTE

Foto: SANTO TOMAS DE AQUINO

Historia de la filosofía: Principales Filósofos 


"El Pensilvense No. 12 - abril 5 de 2022

Filósofos de la Edad Media (250 – 1500)

Anselmo de Canterbury

(1033-1109)

Tuvieron que pasar nada más y nada menos que seiscientos años para que el cristianismo diera otro gran filósofo. Anselmo de Canterbury (canonizado como San Anselmo en el año 1494) se empeñó en demostrar la existencia de Dios de manera argumentada. Planteó una ingeniosa manera de conseguirlo. Sólo hace falta aceptar dos premisas (fácilmente aceptables): que Dios, de existir, es un ser superior a todos los demás, que no hay nada más grande; la otra premisa es que la existencia es superior a la no existencia, es decir, aquello que existe es más importante que lo que no existe. Con estas dos ideas se plantea el argumento ontológico de San Anselmo, que se puede representar de la siguiente manera:


El argumento fue aceptado por destacados filósofos como Descartes o Spinoza, pero también hubo quienes lo encontraron absurdo, como Santo Tomás de Aquino o Immanuel Kant. Fue de hecho Kant quien, en 1781, bautizó este planteamiento de San Anselmo como «Argumento ontológico». Además, Anselmo de Canterbury es considerado el padre de la escolástica.

Averroes

1126-1198)

Mientras los monjes cristianos seguían la obra de Platón, el juez musulmán Averroes se interesó por Aristóteles. Averroes es la latinización del nombre árabe de este hombre nacido en Córdoba en el año 1126. En realidad su nombre era Abū l-WalīdʾAḥmad ibn Muḥammad ibn Rušd, pero es mucho más sencillo para nosotros llamarlo Averroes. Fue importante en el contexto del mundo musulmán, porque trató con empeño de hacer compatibles las enseñanzas del Corán con la reflexión filosófica. Planteó que el alma estaba dividida en dos partes, una perecedera y otra eterna, y además coincidió con Aristóteles en que el Universo había existido siempre.


Santo Tomás de Aquino

(1224-1274)

El filósofo medieval más importante es Santo Tomás de Aquino. No siguió presupuesto neoplatónicos como San Agustín o San Anselmo, sino que se dejó influir por el pensamiento de Aristóteles. Un primer punto interesante en la filosofía de Santo Tomás es la casación entre dos planteamientos aparentemente irreconciliables: Aristóteles decía que el Universo ha existido siempre y la Biblia dice que el Universo no ha existido siempre, sino que fue creado por Dios en un momento preciso. Ante este dilema, Santo Tomás propone que el Universo fue creado por Dios, pero que éste lo creó eterno. Durante toda su obra, Santo Tomás de Aquino defiende que la razón humana y la doctrina cristiana no entran nunca en conflicto porque no pueden entrar en conflicto, no se contradicen porque ambas han sido creadas por un mismo Creador. Además, defendió que el ser humano adquiere el conocimiento a través de los sentidos. Santo Tomás fue un gran ejemplo de perseverancia en la búsqueda de la tolerancia entre religión y filosofía, planteando siempre la posibilidad de que ambas disciplinas no se contradijeran.


Maestro Eckhart

(1260-1328)

Seguidor del pensamiento de Santo Tomás, el Maestro Eckhart fue un teólogo alemán muy controvertido en su época. En sus famosos sermones planteaba que el mundo era eterno o que no era necesario pedir cosas a Dios. Su estilo místico solo le causó problemas: la implacable Inquisición lo procesó por herejía. El mismo año de su muerte, en 1328, la Iglesia decretó que la obra de Eckhart fuera leída en los ambientes universitarios. En 1886 los filósofos alemanes redescubrieron su pensamiento y en 1992 fue rehabilitado por el Vaticano.


Guillermo de Ockham

(1288-1349)

Como su predecesor el Maestro Eckhart, el teólogo inglés Guillermo de Ockham tuvo sus problemas con la Iglesia. Fue excomulgado por sostener que el papa no tenía autoridad. Mantenía que los preceptos universales eran abstracciones derivadas de los individuos particulares, y por ello se le considera precursor del empirismo británico que inició John Locke trescientos años después. Es famoso por el principio de la Navaja de Ockham, que sostiene que la mejor explicación posible es siempre la más sencilla.

Fuente: Historia de la filosofía: Principales Filósofos

SAN AGUSTIN.jpg

EL APUNTE

Foto: SAN AGUSTIN

"El Pensilvense No. 11 - marzo 29 de 2022

Filósofos de la Edad Media (250 – 1500)

Historia de la filosofía: Principales Filósofos


Durante los tres primeros siglos del Segundo Milenio la corriente filosófica predominante fue el neoplatonismo, que como hemos visto con Plotino hablaba del alma, de la inmortalidad, la reencarnación y de «el Uno«, el ser supremo del que emanan todas las cosas y la inteligencia. Es sin duda una buena base filosófica sobre la que construir el cristianismo. Los cristianos habían sido perseguidos en el Imperio Romano desde el siglo I (entre los años 64 y 68 d.C. el Emperador Nerón realizó importantes persecuciones). Hay que comprender que en esa época los cristianos eran grupúsculos de personas que se reunían para adorar a una serie de santos y seguir a un tal Jesucristo, que había muerto hacía tan sólo unas décadas (en el año 33 d.C.). Funcionaban como una secta. Ese cristianismo oculto y perseguido nos ha quedado a través de la pintura prerrománica, que repasamos en el primer capítulo de Historia de la Pintura.

En el año 313 los cristianos pudieron salir de las catacumbas y de sus escondites y practicar su religión sin miedo, pues el Emperador Constantino I proclamó la libertad religiosa en el Imperio. Desde esa histórica fecha, el cristianismo no hizo sino crecer. Se convirtió en una doctrina atractiva para la gente y ganó rápidamente muchos adeptos, también entre las clases gobernantes. En el año 529 se ordena el cierre de la Academia fundada ochocientos años antes por Platón, por ser un centro de difusión del paganismo. El edicto de ese año promovido por Justiniano prohibía además la enseñanza de la filosofía griega. Durante los primeros mil años de cristianismo no encontramos tantos filósofos como en la Antigüedad, de hecho hay un vacío entre San Agustín y San Anselmo de 600 años en el que no hay avances en filosofía ni filósofos destacados. Fueron largos años de oscuridad durante la Alta Edad Media en los que los monjes, en sus monasterios, trataban de integrar la antigua filosofía griega con la doctrina cristiana. La escolástica fue la orientación filosófica que predominó, sin pretender dar respuesta a preguntas como «¿Existe Dios?» o «¿tiene el hombre un alma inmortal?», sino buscando explicaciones que justificaran el creer en Dios y en el alma inmortal.


SAN AGUSTIN (354-430)

El primer gran filósofo cristiano es San Agustín, aunque durante su vida el Imperio Romano de Occidente siguió existiendo (a duras penas: caería en el año 476). En su filosofía San Agustín nunca puso en cuestionamiento la existencia de Dios, pero sí reflexionó sobre cómo era posible que, siendo Dios un ser bueno y todopoderoso, hubiera podido crear un mundo en el que estuviera presente el mal. El mal fue el tema sobre el que filosofó San Agustín, y lo hizo siguiendo el pensamiento de Platón (el neoplatonismo era la única corriente filosófica vigente en esa época). La clave de la existencia del mal en un mundo creado por un Ser bueno era el libre albedrío de las personas. Dios había creado seres humanos racionales, con capacidad para decidir su propia conducta. Era por ello que algunos individuos actuaban con maldad. No por culpa de Dios, sino por voluntad propia. Es interesante la reflexión que hace San Agustín de que, en un mundo sin mal, los seres racionales no seríamos libres de decidir nuestras conductas. Mientras los no creyentes pueden encontrar en el mal una prueba de la inexistencia de Dios, San Agustín lo utiliza como una explicación para demostrar justamente lo contrario.

Fuente: Historia de la filosofía: Principales Filósofos

plotino.jpg

EL APUNTE

Foto: Plotino
"El Pensilvense No. 10 - marzo 22 de 2022

Historia de la filosofía: Principales Filósofos


Plotino (204 d.C. – 270 d.C.)

La ciudad de Alejandría era en esos años el mayor centro intelectual del mundo. Allí estudió Plotino antes de trasladarse a Roma, llevando consigo una nueva corriente: el neoplatonismo, una variante de la doctrina de Platón. Plotino creía en la reencarnación del alma, y también que ésta era inmortal. Si Anaxágoras habló del nous o Platón de las Ideas, Plotino señaló al Uno como fuente indefinible de todas las cosas. Ese Uno se situaba en la parte superior de todo, estaba por encima de todo, y era una sola cosa. No es difícil imaginar por qué el pensamiento de Plotino fue muy importante en el desarrollo y afianzamiento del cristianismo, religión que en esos momentos se estaba arraigando en la sociedad del Imperio Romano.


Marco Aurelio (121 d.C. – 180 d.C.)

Pese a ser uno de los Emperadores romanos más famosos y queridos, Marco Aurelio dejó además una importante obra filosófica. Como buen romano era estoico, y siguió las enseñanzas de Séneca. Escribió las famosas Meditaciones, una compilación de reflexiones en doce tomos distintos en las que habla sobre la condición humana, el universo, la moralidad, los valores… Toda la obra está cargada de melancolía e impotencia por no poder cambiar la irracionalidad con la que actúan los hombres.


Epicteto (55 d.C. – 135 d.C.)

Moralista estoico como Séneca, Epicteto no vivió entre políticos ni Emperadores, sino que pasó una gran parte de su vida como esclavo. Su filosofía se basa en la práctica, más que en la teoría, y no dejó obra escrita. Trató de ayudar a la gente a vivir correctamente, y aseguró que la filosofía no es un fin en sí mismo, sino un medio necesario para aprender a vivir conforme a la naturaleza.

seneca.jpg

EL APUNTE

Foto: Séneca
"El Pensilvense No. 9 - marzo 15 de 2022

Séneca (4 a.C. – 65 d.C.)

Nacido en Córdoba, capital de la Provincia Bética de la Hispania romana, Séneca fue uno de los más fervientes seguidores del estoicismo. Además de su importante carrera como político -ocupó los cargos de senador, ministro, pretor, cuestor… y fue tutor y consejero de Nerón- y escritor -autor de tragedias como Medea-, Séneca ha pasado a la historia como un influyente moralista, autor de varios ensayos dedicados a fortalecer psicológicamente a los individuos, a través de virtudes como la entereza, la voluntad, la fortaleza, la no resignación… etc. Su pensamiento estoico le llevó a fijarse en la naturaleza y a tratar de controlar las perturbaciones de la vida. La clave estaba en superar las necesidades materiales y guiarse por la razón. Séneca pretendía ayudar a cada individuo a encontrarse a sí mismo, paso previo necesario para encontrar la felicidad y la verdad. «Nadie que viva al margen de la verdad puede ser feliz», creía. Su pensamiento fue recuperado por filósofos medievales como San Agustín, o más adelante por otros como Erasmo de Rotterdam.


Cicerón (106 a.C. – 43 a.C.)

Con Cicerón llegamos al primer gran filósofo romano. Como vemos en el gráfico G1042018, la decadencia de las polis griegas y el crecimiento de Roma hizo virar el centro político, cultural y social desde Atenas hacia la Península itálica. Los años dorados de los pensadores griegos habían terminado. Cicerón filosofó sobre temas sociales como la amistad, la felicidad, la vejez o la sabiduría, sobre temas políticos como la autoridad o la dictadura, sobre oratoria y retórica, y también sobre justicia. Fue uno de los abogados más reconocidos de Roma, y ha pasado a la historia como un gran escritor, maestro del estilo epistolar, y por haber introducido el conocimiento de las escuelas de pensamiento helenas en la filosofía romana.


Zenón (333 a.C. – 264 a.C.)

Zenón de Citio no debe confundirse con el filósofo presocrático Zenón de Elea. El Zenón original de la polis de Citio, en la isla de Chipre, es más importante por haber sido el fundador de la corriente filosófica del estoicismo. Zenón fue seguidor de las ideas de Diógenes, y por ello creía en vivir una vida sencilla. Además, defendía dos ideas importantes: que el Universo estaba gobernado por leyes naturales hechas por un «legislador supremo» y que el hombre no podía hacer nada para cambiar esa realidad. Aun así, Zenón creía que los individuos tenían libre albedrío para decir qué tipo de vida llevar, y proponía que lo más adecuado era vivir en armonía con la naturaleza. El estoicismo tuvo mucha influencia en la sociedad y política del Imperio Romano.

EL APUNTE

"El  Pensilvense" No. 8 - marzo 09 de 2022

Historia de la filosofía: Principales Filósofos

Aristoteles

Fotografía: ARISTOTELES


Epicuro (341 a.C. – 270 a.C.)

La idea central de la filosofía epicúrea es que el objetivo de la vida es la tranquilidad y la paz. Como todo filósofo, confiaba en que la sabiduría era el camino hacia esa paz. A Epicuro le debemos la lucha contra el miedo. Fue de los primeros en alertar que con miedo no se podía llevar la vida, y que había que superar el miedo para conseguir el objetivo vital de la tranquilidad de espíritu. Según Epicuro no había que temer a nada, ni siquiera a la muerte, que identificó como un proceso que no nos afecta de ninguna manera: no la sentimos, no nos causa daño físico ni daño emocional. No hay que temer a la muerte, como no hay que temer a nada.


Aristóteles (384 a.C. – 322 a.C.)

Al igual que ocurre con su maestro Platón, tratar de resumir la filosofía de Aristóteles en un párrafo sería un crimen. Por ello os recomendamos acudir al artículo que VENTURA Educación tiene publicado en la sección de Filosofía sobre la vida, obra y pensamiento de este gran filósofo. En este momento simplemente apuntaremos algunas claves sobre Aristóteles. Nació al norte de la Grecia actual, y a los diecisiete años le enviaron a la Academia de Platón, donde pasó veinte años como alumno y profesor. Llegó a ser maestro en la corte macedonia, teniendo como pupilo a un joven Alejandro que más tarde sería Magno. En el año 335 a.C. abrió en Atenas una nueva escuela, el Liceo, que rivalizó con la Academia. El pensamiento de Aristóteles difiere mucho de la filosofía de Platón: principalmente porque mientras su maestro pensaba que la auténtica verdad se encontraba en el Mundo de las Ideas, Aristóteles creía que las respuestas estaban en el Mundo Real. Aristóteles sí confiaba en los sentidos para llegar a conocer la naturaleza de las cosas. Convencido de que en el Mundo Real se encontraba la verdad, se dedicó a recolectar plantas, piedras y animales para clasificarlos en función de sus características. Abordó un razonamiento deductivo denominado silogismo, basado en la lógica. Tras la muerte de Aristóteles, aparecieron dos grandes escuelas de pensamiento filosófico: el epicureísmo de Epicuro y es estoicismo de Zenón.


EL APUNTE

"El  Pensilvense" No. 6 - febrero 22 de 2022

albañil.jpg

Como dijo...


• un albañil, antes de morir: “No me mováis la escalera, ¡$#@¿€&!”.
• un alcalde ciego: “Hueco que vea, hueco que mando a tapar”. 
• un arriero: “En el camino se arreglan las cargas”. 
• un bombero: “El día de la quema se verá el humo”.
• un boxeador: “Al caído... ¡cáele!”.
• un carpintero: “De tal palo tal astilla”.
• un contador: “Debe haber saldo”.
• un dermatólogo: “¡Vamos al grano!”.
• un dueño de restaurante: “Dos cucharadas de caldo, y manos a la presa”.
• un escritor: “Lo escrito, escrito está”.
• un ginecólogo: “Termino esta cesárea, y... ¡parto!”.
• un jardinero: “Seamos felices, mientras podamos”.
• un odontólogo: “A caballo regalado, no se le mira el diente”.
• un panadero: “¡Al pan, pan; y al vino, vino!”.
• un peluquero: “Eso es como quitarle el pelo a un reloj”.
• un profesor: “Perdió el año, mijo”.
• un tahúr: “Barájemela más despacio”.
• un uñero: “Creo en la reencarnación”.
• un zapatero: “La pecueca es hereditaria”.
• una fritanguera: “Hagamos de tripas corazón”.
• una mujer feísima: “A mal tiempo, buena cara”.
• una parturienta: “A lo hecho... ¡pecho!”.
• una recién casada: “Con ganas de mucho, y... sin ganas de nada”.
• una yegua: “Ningún auto reemplaza al caballo”.
• Google: “¡Lo sé todo...!”.
• Van Gogh: “Me hice el de la oreja mocha”. O…
• Como les dijeron en una boda: “Un cristo más, y una virgen menos”. Y...
• A un mazamorrero: “¿Le quedó claro?”.

EL APUNTE

"El  Pensilvense" No. 5 - febrero 15 de 2022

parmenide204x204s.jpg

Historia de la filosofía: Principales Filósofos

Empédocles (495 a.C. – 444 a.C.)

Uno de los pluralistas fue Empédocles, que señaló al agua, la tierra, el aire y el fuego como los cuatro elementos esenciales que componían todas las cosas. El arché pasaba de ser una única sustancia (monismo) a poder estar formado por varias (pluralismo). Los cuatro elementos que identificó Empédocles como sustanciales estaban en constante movimiento y mezclándose. Además, Empédocles habló de el Amor y la Discordia como fuerzas motoras del ser, fuerzas de atracción y repulsión.


Parménides (515 a.C. – ? a.C.)


De manera opuesta a Heráclito, Parménides defendió la idea de que el cambio no existe. El cambio esencial, el cambio en el ser de las cosas, no es posible. Según Parménides, todo lo real es eterno e inmutable. Para él, el elemento esencial del Universo es el propio ser. Más allá de su filosofía, lo importante en Parménides es la idea de que la verdad se descubre a través del pensamiento lógico deductivo, y la convicción de que nuestra percepción del mundo es errónea. Después de Parménides ningún otro filósofo fue monista. La búsqueda de un único elemento se sustituyó por las explicaciones pluralistas, que encontraban el origen del Universo en varias sustancias primigenias.


Heráclito (540 a.C. – 480 a.C.)


Tratando de superar lo estático de sus predecesores, Heráclito apostó porque el arché era una sustancia en constante cambio y transformación. Usó la metáfora del fuego y por eso algunos interpretan que, para Heráclito, el arché era el mismo fuego. En realidad lo que quería transmitir este filósofo nacido en Éfeso era la idea de que en el Universo existía un constante cambio que, sin embargo, se mantenía en equilibrio: el día y la noche, el calor y el frío… Heráclito llamó a esa ley universal logos, una especie de razón superior que ordenaba el Universo.Historia de la filosofía: Principales Filósofos

tales.jpg

EL APUNTE

Historia de la filosofía: Principales Filósofos

Los primeros filósofos trataron de entender el origen del mundo en el que vivían. Se interesaron por la infinidad de la cosmología, la perfección de la geometría y por la composición de la naturaleza. Para aproximarse a la reflexión sobre el origen del Universo plantearon el concepto arché (arjé), que hacía referencia a ese elemento desconocido que era la base de todas las cosas y componía en última instancia todo el Universo. El arché era la sustancia primigenia, el elemento esencial del que estaba compuesto el mundo físico. Los filósofos griegos propusieron distintas respuestas ante la pregunta de qué era el arché. Además de esta búsqueda infructuosa, también abordaron otros temas como la naturaleza (physis) -especialmente los presocráticos-, o la política y la antropología.


Tales de Mileto (624 a.C. – 546 a.C.)


En su Metafísica, Aristóteles (384 a.C.- 322 a.C.) escribe que Tales de Mileto fue el primer filósofo. Nacido en la polis de Mileto, en la costa de la actual Turquía, Tales viajó por Egipto y aprendió geometría. Entre sus aportes matemáticos más importantes está el famoso Teorema de Tales. En cuanto a su obra filosófica, pese a no conservarse ningún texto suyo, se sabe -por otros autores que escribieron sobre él- que Tales consideró el agua como el elemento primigenio del mundo y del Universo. Para Tales el arché era el agua, porque era algo a partir de lo que se podía formar todo lo demás, era esencial para la vida, capaz de provocar movimiento y transformación. Por su búsqueda de la verdad a través de la razón, superando las historias o mitos que se contaban en la época, se considera a Tales de Mileto el primer filósofo. Como curiosidad, se dice que midió la altura de la Pirámide de Keops.


Fuente: Historia de la Filosofía: Principales Filósofos

EL APUNTE750X250.jpg

EL APUNTE

Si él no sabe...

A muchos nos han sorprendido con preguntas complicadas en entrevistas de trabajo, pero uno esperaría que el jefe de Google pudiera responder a una de sus propias preguntas.

Durante la llamada Cumbre en el Mar, que tuvo lugar en noviembre a bordo de un barco que partió de Miami, Estados Unidos, a Eric Schmidt le hicieron una de las preguntas que su empresa ha usado para seleccionar a los aspirantes dignos de ser empleados por el gigante informático.

Y tuvo dificultades para responder.

Así que si a él lo puso en aprietos, ¿qué posibilidades tenemos el resto de mortales?

Eres el capitán de un barco pirata...

... y encuentras un cofre de oro. Tú tienes que proponer cómo dividir el tesoro pero tu tripulación después vota a favor o en contra de tu propuesta. Si menos de la mitad de los piratas están de acuerdo contigo, te matan.

¿Cómo recomiendas repartir el oro de manera que te quedes con una buena parte del botín, pero que puedas sobrevivir para disfrutarlo?

Al final, Eric Schmidt encontró una solución.

"Me parece que si más de la mitad están felices, sobrevivo. Propongo que le demos al 49% de los piratas acciones en empresas de internet y al 51%, parte del oro".


¿Crees que tienes una respuesta mejor?


La BBC buscó una forma matemáticamente "mejor" de solucionar el acertijo.

Imaginémonos que éste eres tú, 9 piratas y 100 monedas de oro.

La forma generosa de dividir el botín es repartirlo en partes iguales. Nadie se va a quejar, pero tú te quedas con sólo 10 miserables monedas.

¡Pero espera! Sólo necesitas a la mitad de los piratas de tu lado para evitar que te maten entonces, ¿por qué no dividir el tesoro entre sólo 5 piratas y tú? Y te sobran 4 monedas para disfrutar de algo juntos. Los habrás comprado, pero 16 monedas sigue siendo muy poco.

Pero si asumimos que si los piratas te matan, se repartirán el tesoro entre ellos en partes iguales, 11 monedas para cada uno y una para todos...

De manera que sólo tienes que darles 12 monedas a 5 piratas para que te apoyen, lo que te deja con 40 para ti.


¿Te suena conocida esa solución?


Quizás es porque las élites en el mundo y a lo largo de la historia han venido haciendo precisamente eso: dándoles apenas lo suficiente a apenas las suficientes personas para salvar su estilo de vida.

Fuente BBC

El David - Miguel Angel x 200.jpg

El Apunte

Cuentan de Miguel Ángel que encontró un día un pedazo de mármol de Carrara en el patio de obras de la catedral de Florencia. 

El joven escultor tenía veintiséis años, y no le asustaban los retos. Aquel pedazo de roca comido por la maleza tenía fama de maldito. Incluso el escultor Agostino di Duccio le había hecho un agujero enorme, dejándolo casi inutilizado. Como cinco metros de mármol que nadie quería.


Miguel Ángel lo miró durante meses, paseaba a su alrededor, se sentaba en él, incluso apoyaba la oreja en su costado. Los estudiantes y los religiosos pasaban a saludarlo le miraban, como si estuviera loco.


Un día, Miguel Ángel, cogió un cincel y se puso a trabajar, No tenía un molde de yeso, ni bocetos. Simplemente, comenzó a golpear. Al cabo de una semana, pidió que levantaran un enorme muro alrededor del bloque. Lo que iba a hacer requería privacidad.


Cuatro años más tarde.


Un día Miguel Ángel anunció que en unas horas dejaría caer los muros. Toda Florencia se reunió en el patio y sus alrededores, intrigados y seguros de que el joven había fracasado. Los obreros empujaron los ladrillos, éstos se vinieron abajo. Y el mundo contempló, por primera vez, EL DAVID. La obra cumbre del Renacimiento y, quizás, de toda la historia de la Humanidad.


Mudo de asombro y admiración, el obispo de Florencia se acercó a Miguel Ángel y le preguntó como había logrado hacer algo tan perfecto. Miguel Ángel se encogió de hombros y dijo:


David estaba en el bloque de mármol, yo solo quité lo que sobraba.


Fuente: Rey Blanco de Juan Gómez-Jurado

Penguin Random House Grupo Editorial

Páginas 320 y 321-

bottom of page